El Club de la Pelea Anti Patriarcal

Les Sex

En un barrio ensiestado, de quioscos y almacenes cerrados, un par de decenas de personas comienza a dar fe de aquello que asegura que las cosas más interesantes ocurren en los barrios comunes, sin anuncios en Facebook ni hashtags en Twitter. Son las 6 de la tarde, el sol brilla y el galpón, como las cuadras a su alrededor, aparenta estar en plena calma. Nada parece estar pasando detrás del portón de chapa negra. Pero no es cierto.

Todo lo que Amsterdam me enseñó de sexo

Les Sex

Hay pocas ciudades en el mundo tan libres sexualmente y al mismo tiempo, tan amables como Amsterdam. Visité la capital holandesa en plan de exploración sexual y descubrí que detrás de su mote de “la ciudad del pecado”, se esconde una cultura super respetuosa de las libertades individuales, de la que se puede aprender mucho. Esto es lo que aprendí yo.

BOMBAchita floja

Les Sex

“Tempone, acompañeme por favor”. El catequista me sacó del aula. Cuando lo vi enfilar para el cuartito supe lo que se venía: una charla reflexiva. Que ese platinado susanezco no era mi color natural (¡la obsesión católica por lo natural!), que el esmalte rojo no estaba permitido, que con qué necesidad usaba tanto rimel para ir al colegio. Todos esos comentarios los esperaba, más lo que vino, lo que vino no lo esperaba. “Señorita, lo único que voy a pedirle es que sea más discreta respecto a su vida sexual. Hasta en la sala de profesores hablan de lo que usted hace”.

Mi alma gemela, Marta Minujín y yo

Lovely Planet

Mi alma gemela se llama Verónica. Es abogada. Nació el mismo mes que yo, mayo, una semana después, pero dos años antes. No nos reconocimos mirándonos a los ojos, ni hablando de las cosas que importantes de la vida. Fue mucho más fácil: nos mostramos los celulares y nos dimos cuenta de que las dos compartíamos el mismo color de alma, verde. Al menos, eso aseguraba la app que Marta Minujín había creado para que el destino – en formato de performance artística – nos cruzara hoy sobre el Puente de la Mujer.